Medidas contra el fraude desde la arena

En la actualidad existen múltiples vectores de fraude que están afectando a usuarios, entidades financieras y grandes organizaciones de diversos sectores. Como consecuencia de unas medidas insuficientes en el intento de frenar el fraude, aumentan los casos de robo de información de toda índole: prototipos industriales, credenciales de acceso, cuentas bancarias, tarjetas de crédito, etc. Este marco está provocando la adopción de nuevas soluciones, en especial en el área de protección de entornos en un contexto no seguro. Mediante técnicas de Sandbox o cajas de arena, los medios de pago de algunos países, las compañías proveedoras de seguridad, y aquellos que luchan contra el fraude en general, están creando zonas que intentan aportar una capa extra de seguridad, aislando los procesos de negocio de la hostilidad del entorno que las rodea (Internet, las redes abiertas y las grandes redes corporativas), permitiendo así mantener un entorno seguro para salvaguardar la información sensible. En este artículo se explicarán estas medidas desarrolladas para la protección del usuario final, la detección del malware y la prevención del fraude. Así, se podrá observar que independientemente del tipo del sector en el que se halle una organización (industrial, consumo, financiero, etc.), no está exenta del fraude (tanto externo como interno), debiéndose tomar medidas contra el mismo.
Daniel Solís Agea
Vocal de Estudios y Proyectos de AEDEL
Director de Operaciones
BLUELIV
daniel.solis@blueliv.com

José Antonio Lancharro Bervel
Director Técnico
BLUELIV
joseantonio.lancharro@blueliv.com


<volver